Una de sëntïmïentös


A veces resulta complicado definir un sentimiento, por no decir imposibe. He intentado hacerlo muchas veces, pero siempre he fracasado.

Me resulta imposible definir algo tan abstracto, tan indefinido e indefinible a la vez. Cuando pienso en lo que siento por alguien, a veces trato de justificarlo, de buscarle un sentido, pero he llegado a una conclusión que me libera de todo eso, que me hace sentir mucho más humana, libre y feliz. No existe explicación.

Los sentimientos surgen de lo más profundo del alma, nada tienen que ver con la razón y es por eso precisamente,por lo que es imposible buscarles una explicación.

Si lo que viene regido por la razón, por el consciente, la tiene; todo aquello que no tiene que ver con ella, prescinde de cualquier tipo de razonamiento lógico al que agarrarse.

Me gusta y me libera pensar que los sentimientos funcionan así. De una forma tan fluida, tan viva, tan llena de energía. Que vienen y se van, que ocupan y desocupan un lugar, que nos hacen sentir bien o mal.....Me gusta pensar que quizás eso sea lo que nos diferencia del resto. La forma de sentir, que al fin y al cabo se relaciona de forma tan directa con la forma de pensar de cada uno.

Quizás no sea capaz de definir lo que siento pero si de sentirlo y reparar en ello. Normalmente no damos demasiada importancia a lo que sentimos , cuando el sentir debería ser el motor principal de cada persona y por supuesto del mundo.

1 comentario:

Tania dijo...

Hola! Soy una chica que ha encontrado tu web, gracias a un dibujo de colores que tienes con un chico sonriendo. La palabra que busqué en google, fue sonrisas, y aparecieron muchas fotos, y entre ellas le di a tu imagen. Estube leyendo la web, y tengo que decir que me encanta como escribes, y sobre todo lo que dices. Yo antes pensaba lo mismo... pero en el último año, y tras muchas discusiones con cierta persona q se define como "racional", me ha conducido a pensar que los sentimientos solo son el producto de la educación que tenemos, y que ese halo de magia, y fantasía que cubre todo no es más que mera ilusión creada por la liberación de ciertas endorfinas... y lo que más me asustó, fue su certeza y rotundidad al afirmar que el alma no existe, y que como mucho podría identificarse con el lóbulo frontal del cerebro... y no sé... pero después de tanto hablar con él... extraño volver a ver el lado especial de las cosas... porque el hecho de buscar la explicación de por que nos sentimos de una manera u otra, sí que afea la realidad... al menos, a mi me pasa. No sé... me he enrrollado un poco con todo esto jeje... pero para hacer un pequeño resumen, apoyo firmemente la frase de " tiene más fuerza el que cree, que el que no cree"... por eso... no dejes nunca de pensar así... yo he cambiado... y por ejemplo ya no siento ni la mitad de especial que antes lo que es un simple beso.

Un saludo,

MoRaiMA