DE NOMBRE ESMERALDA



"Una mesa
del color
de la hiel
tostada,
4 sillas
de cemento
agujereadas
y unos ojos
pegados
a una niña
-verde-
de nombre
Esmeralda.

Mirando atónitos
la quietud
de un tiempo
esmaltado,
el color
de los suspiros
del viento
y la inquebrantable
esperanza
del pais
de sus sueños.

Una mesa,
cuatro sillas
y una niña;
una promesa
4 estaciones
y una caricia"


*En imagen:
"La complejidad de una mirada"
Tinta sobre papel
14x19 cm
Leire Olkotz

3 comentarios:

amor y libertad dijo...

que todas las esperanzas cobren color y tacto de vida

Tögrac Së dijo...

hace poco he leido que quien no entiende una mirada no puede entender una explicación

Anónimo dijo...

Cosa seria una mirada, no?