PEQUEÑA POETA DE SAL



"Estaba allí
amontonada
entre sueños
salpicados de dudas.
Parecía frágil
como si el simple
caminar de sus pestañas
pudiese echarla a volar.
Miraba sin ojos
desde la ventana
de su mundo interior
proyectándose al exterior
en forma de verso.
Su voz, ese hilo
de minúsculas esperanzas
tensado por el miedo
al fracaso intelectual
se rompió de tanto recitar.
Y murió
asfixiada en el silencio
de sus propios vocablos,
en la incapacidad expresiva
hecha manantial
de soledad,
pequeña poeta
de sal"

*En la imagen: detalle de una escultura de John Behan en Dublin.

2 comentarios:

Horeb dijo...

que bello todo lo que escribes, pasa un bello día...

Horeb dijo...

muy bello todoo