CHRISTINA ROSENVINGE


"Las palabras
parecían ángeles
en la piel
de sus labios
amapola.

En el escenario
una musa blanca,
edulcorada por los acordes
-mágicos-
de su elasticidad

musical.

Dedos de cuerdas
percutidas,
en continua diástole
con la sístole
-rítmica-
de cada canción.

Mujer de presencia
frágil,
modelada por los versos
-limpios-
de su boca,
de elegancia sublime

y besos
plagados
de mentes
locas"

*En la imagen, un guiño a esta otra.



1 comentario:

Mirthas dijo...

Yo también jugué con esa foto.

En ella aparezco yo, "rubio", haciendo de Nacho y una amiga mía morena haciendo de Christina. Quedó simpática.

Te he encontrado por Facebook y me has llamado la atención por la fotografía.

Curioso blog y bonita forma de describir a Rosenvinge, musa también de alguno de mis poemas ;)

Saludos, iré bicheando tu blog de cuando en cuando.