TUVE QUE HACERLO


"Tuve que
prenderle fuego
a esa parte
del recuerdo
donde todavía
te tenía ganas,
donde mis labios
esperaban cada noche
el cariño de los tuyos,
donde mis manos
se aferraban
a la nostalgia
palpable
de cada instante
en el que labraste
tus palabras
de amor
y hiel.

Tuve que negarte
a mis anhelos,
al deseo inmediato
de mi piel,
a las tormentas
que empaparon
la concavidad inerte
de mis ojos,
a la memoria
-frágil-
de mi
esquelético
ser"

1 comentario:

David dijo...

EEEEEEEAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!! como siempre endulzando el dolor con la miel de tus versos.