ECHO DE MENOS


"Echo de menos
el olor a poesía
que desprenden
los cafés
que tu siempre
me preparabas,
las tostadas con aceite
de Neruda
que tan poco
me gustaban
y que sin embargo
ahora
se me antojan incluso
excitantes.

Echo de menos
los cepillos de dientes
impregnados de palabras,
esas que nunca me decías
por miedo a fracasar
o a robarme
el amor propio.

Echo de menos
los regueros de tinta
que dejaban tus huellas
al caminar por mis venas,
los domingos de lluvias
de letras
y las noches
en las que dejamos ciego
al mundo
de tanto brillar.

Echo de menos
las rimas de tus silencios
con el néctar virgen
de esas palabras
que nunca escribí
para que jamás
se te clavaran"


No hay comentarios: