HOSPITAL 1

"Parecíamos los otros,
los encapsulados,
los condenados
a vivir unidos
a la perpetuidad
de ese gotero
que separaba
nuestras vidas
de las de los demás.

Los de la bata blanca
y agujas
por todo el cuerpo.

Éramos sí,
DIFERENTES,
no sólo por la
asincronía
metafísica
del instante
sino porque
la enfermedad
te otorga
un aspecto
terriblemente
catártico
y especial"


2 comentarios:

Anónimo dijo...

En realidad espero que sea solo la imagen...y que te encuentres bien... si no es así...ánimo¡¡¡=)
Xol.

David dijo...

Que complicado es unir la tristeza con la belleza. Precioso Leire.