RECORDÁNDOTE


 "Y ella sigue ahí.
Como si nada.
Como si nadie.
Con el tiempo congelado
entre sus pestañas,
en ese trozo de cielo azul
que siempre iluminó
su tierna mirada.
Anclada a la pared.
Inmortalizada, en una tabla.
Para tenerla siempre cerca
de mi pincel y de mis palabras
-eso pensaba yo, mientras la pintaba-.
Te recuerdo
tantas veces,
en tantos momentos,
con tanta necesidad.
Estábamos tan conectadas.
Tan unidas.
Que a veces,
estas 4 paredes
sin ti,
se vuelven
escalofriantemente
congeladoras.
Pero el calor
de tu recuerdo,
es capaz de mitigar
este dolor
que a veces
se vuelve
tan puntiagudo"