MI PRIMERA EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA



Con motivo de la celebración del DÍA MUNDIAL DEL SIDA (1 de diciembre), el aula de cultura de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Sevilla, ha organizado una exposición fotográfica bajo el lema "Desnudos ante el sida" en la cual hemos intervenido varios artistas, cada uno tratando la enfermedad desde un punto de vista personal y distinto.

Éstas fueron mis 3 fotos seleccionadas y que por tanto formaron parte de la exposición.

En realidad, todas mis fotografías hacen alusión a la MUERTE puesto que para mi es la representación máxima de una enfermedad que, a pesar de contar cada vez con más tratamientos que consiguen que las personas con VIH puedan llevar una vida normal, la ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD, todavía la sitúa como una de las cuatro enfermedades que más muertes causa al año.
Además, estos tratamientos están disponibles mayormente en los países desarrollados, por lo que el resto de personas que todavía no tienen acceso a esos medicamentos, desarrollan la enfermedad y mueren algunos años después de la seroconversión.
Desde su descubrimiento en 1981, el VIH se ha cobrado la vida de más de 25 millones de personas. Su tasa de mortandad es de 3 millones de personas al año. Hay unos 40 millones de infectados en todo el mundo, que serán 60 millones en 2015. En África está infectado un 30% de la población y podría pasar pronto lo mismo en Asia.

Los títulos juegan con lo que pretendo representar con cada una de ellas y a la vez son la clave fundamental para comprenderlas.

1.-INFERNUAREN ESKUA/LA MANO DEL INFIERNO (Impresión digital, 30x40 cm)

La “mano del INFIERNO”, ese infierno en que se torna la vida cuando a una persona le diagnostican la enfermedad.

2.-PASIÓN MORTAL (Impresión digital, 30x40 cm)

El empleo del rojo, tan asociado al amor, a la pasión y en este caso también a la sangre, que se derrama, que se pierde. Ese paso de la vida, a la muerte.

3.-UN CIELO SIN ESTRELLAS(Impresión digital, 40x40 cm)

Con esta obra hago alusión al virus (VIH), al cuerpo infectado que al entrar en contacto con otro cuerpo lo infecta también , condenándolo a su propia condena, la MUERTE.
El título se debe a lo que la imagen me sugiere, un cielo (de sangre) plagado de estrellas (víricas). Para mi un cielo sin estrellas es un cielo muerto, por eso el título de esta obra.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Leire!!! me encantaron¡¡¡¡ sobre todo la última...
Artistaza¡¡
Moustren.

mEnsaia dijo...

Que no me entere yo que los limones se enmohecen. Sácate un tequila y un poco de sal!!!

No, en serio. Me parecen muy sugestivas. Enhorabuena!

Situsiyo dijo...

Mmmm....

¡me podrías haber dado la explicación de cada una, rubia-atakada!

Un beso.

PD: atakado suena a euskera.
PD2: birra prometida... ¿palabra incumplida?... a dos minutos de desinspiración sometida... te lo mereces JODIDA!!!

Guille.

Javiertxo dijo...

Muy bien Leire!